Sobre el Hombre Topo

SOBRE EL HOMBRE TOPO:

Somos un grupo de producción literario e intelectual definido por su obsesión por la crítica cultural, la escritura, el cine, la filosofía y la traducción. Esperamos difundir ideas, textos, traducciones, fragmentos inteligentes de una luz no tan lejana.
Escriben en esta revista: Franco Bordino, Matías Rano, Gustavo Roumec, Tiépolo Fierro Leyton, Juan M. Dardón, Tomás Manuel Fábrega y Xabier Usabiaga.

lunes, 9 de julio de 2012

Gottfried Benn: HOMBRE Y MUJER ATRAVIESAN LA BARRACA DE LOS CANCEROSOS



El hombre:
Aquí en esta fila hay regazos destrozados
y en aquella fila hay un pecho destrozado.
Cama apesta junto a cama. Las enfermeras cambian de turno cada hora.

Vení, levantá despacio esta manta.
Mirá ese pedazo de grasa y humores podridos,
alguna vez fue importante para el hombre
y se llamó también embriaguez y patria.

Vení, mirá estas cicatrices en el pecho.
¿Sentís el rosario de nudos blandos?
Tocá sin prisa. La carne está blanda y no duele.

Por aquí, esta sangra como si tuviera treinta cuerpos.
Ningún ser humano tiene tanta sangre.
Aquí a esta se le amputó
primero un niño del seno canceroso.

Los dejan dormir. Día y noche. – A los nuevos
se les dice: Aquí el dormir es bueno para la salud. – Solo los domingos
para las visitas, se les deja un rato despiertos.

Es poca la comida que aún se consume. Las espaldas
están llenas de llagas. Mirá las moscas. A veces
los lava la enfermera. Como se lavan los bancos.

Aquí se hincha el campo labrado alrededor de cada cama.
Carne nivela la tierra. Llamas se pierden.
Humor se dispone a fluir. Tierra llama.

Traducción: Guillermo Romero von Zeschau

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada