Sobre el Hombre Topo

SOBRE EL HOMBRE TOPO:

Somos un grupo de producción literario e intelectual definido por su obsesión por la crítica cultural, la escritura, el cine, la filosofía y la traducción. Esperamos difundir ideas, textos, traducciones, fragmentos inteligentes de una luz no tan lejana.
Escriben en esta revista: Franco Bordino, Matías Rano, Gustavo Roumec, Tiépolo Fierro Leyton, Juan M. Dardón, Tomás Manuel Fábrega y Xabier Usabiaga.

jueves, 7 de marzo de 2013

DEFINICIONES


En Marruecos las cosas se pusieron peor
dos navajas me quitaron
la cartera con el móvil y los libros
y la suma de las definiciones
que escribiste en los
márgenes de mis diccionarios van
alejándome de los bares.
No sé cuanto sepa de boleros
Cigala, pero es cierto
que no hay suficientes
pianistas negros en Al Andaluz.
Cuando mi frente toca el
tapiz al orar, pienso en vos
parada en una puerta
(Lugar donde se besan los cuartos
con una sola boca),
pienso, sacrilegio,
en tu último mes enferma
en el hospital, antes de volver,
y si me entendiste mal
perdón, sólo quería que te
fueras tranquila y sin mí
si fallé si te equivoqué
no fue falta de amor
fue esa templanza que me
enseñaron mis padres
ante mujeres venidas
de detrás del océano,
es un instinto de auto-
conservación, y si me acuerdo de las mañanas afeitándome
frente al espejo (Bifurcación de
narcisos, dícese de las
especulaciones de la luz por amarse) el
espejo estaba pleno de
vos semidesnuda,
cantándome con tu voz
dulce e insípida la larga
canción del ayer (Extensión del olvido. El único modo
en que se materializa el
olvido es al convertirse en polvo).
En Marruecos está todo peor
me llamaron de una biblioteca
y vos no estuviste para decir
que yo no estoy. ¿Quién va a
atender ahora cuando lleguen
los carteros a traer facturas de viejos catres muertos
y dolores de hombro?
Las cosas están duras en Marruecos.
Las sirenas llaman
a la oración, y sé
que voy a pensar en vos,
con la cara de la palidez de tus senos
diciéndome que no querés
irte, que no me fugue
a la playa. La
mujer que me
trajeron hoy no se te parece.
Lo agradezco.

Juan M. Dardón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada